Síguenos
Fagor Professional Blog | Tendencias y consejos | El aumento del servicio de autopedido en restauración

El aumento del servicio de autopedido en restauración

La búsqueda de la seguridad de los clientes y del personal en un restaurante es uno de los aspectos que más preocupan hoy en dí­a a los hosteleros. Asimismo, aumentar la rentabilidad de sus negocios es una preocupación al alza debido a la situación que llevamos viviendo el último año. Una alternativa que se presentar como solución práctica para ambas situaciones es el servicio de autopedido, servicio que actualmente está viviendo su época dorada.

Cada vez es más habitual entrar a un restaurante y encontrar, bien un kiosko de autopedido, bien un código QR para acceder al menú, bien la información necesaria para acceder a la app propia del local para realizar el pedido. Tres soluciones que, aunque ya existí­an anteriormente, ahora mismo se están implantando en un mayor número de locales.

Esto se debe en parte a que la automatización de los servicios permite ofrecer una atención más rápida y, por lo tanto, la rotación de las mesas y la clientela es mayor y, por otro lado, el contacto con la misma es menor, aportando una mayor seguridad a ambos lados del plato (cliente-personal).

Tres opciones de autopedido

Hasta hace unos meses, lo más común era encontrar kioskos de autopedido, especialmente en establecimientos de comida rápida, en los que tienes a disposición todo el menú y desde el propio terminal se puede realizar el pedido y el pago.

Pero, aunque ya antes de la COVID19 se empezaron a ver, ahora es muy común entrar a un local y encontrar en cada mesa un código QR a través del cual se puede acceder al menú. Tras esta opción, podemos encontrar dos variantes.

Por un lado, una vez que el cliente accede al contenido del código QR, puede encontrar bien la web y la carta o un PDF con la misma y, posteriormente, tenemos que informar al camarero de la comanda.

Pero también se está comenzando a instaurar la posibilidad de que ese código QR nos derive a la App Store o a Google Play para instalar la app del local (si todaví­a no la tenemos instalada). Con esta opción, es posible realizar el pedido desde nuestro propio móvil, sin necesidad de que un camarero pase a por nuestra comanda. Además, se puede incluir la posibilidad de realizar el pago desde el propio móvil en el momento del pedido.

Una ventaja común de las tres opciones que encontramos para el autopedido es que existe la posibilidad de ofrecer mucha más información que a través de una carta tradicional, puesto que podemos incluir tanto la información de cada plato (ingredientes, alérgenos, tamaño de raciones, etc.), fotos de alta calidad de cada uno de ellos, disponibilidad, ofertas… Y así­ con todos aquellos datos que consideremos necesarios para nuestros clientes.

La tecnologí­a está cada vez más presente en todas las facetas de nuestra vida, y la hostelerí­a y la restauración se están adaptando a pasos agigantados a esta nueva Era Digital.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.